Ansiedad hecha juguete

Hay un fantasma que recorre el sistema-mundo, es el fantasma de la ansiedad. Un fantasma que tiene corporeidad, es casi un egregor. Es sabido, es absurdo repetirlo, si no fuera por que sus últimos síntomas se están sedimentando y tangibilizando en objetos. Demostrando que es ya más que un periodo pasajero, algo que desaparecerá y lo está haciendo en forma de juguetes.

Primero fueron los spinners, ese artilugio de plástico, normalmente de tres vértices, que puede mantenerse girando en los dedos varios minutos dependiendo de la energía con la que se impulse. Ahora son los juguetes con burbujas reversibles, la versión de silicona de las bolsas de burbujas que explotaban. En sus diferentes formas y tamaños, pueden ser unicornios, robots, animales varios… He incluso llaveros. Placer instantáneo, frustración placentera echa juguete.

Perder el control, mantener el compromiso

Perder el control o darnos cuenta de que no lo hemos tenido nunca. Lo contingente es la norma, no la excepción. Intentamos hacer desaparecer la incertidumbre, cuando es lo único seguro. La ley de la entropia avanza para todos, un plato roto no se puede reconstruir de igual forma. Y aún así estamos avocados a planificar lo implanificable, aunque sea creando realidades autónomas que rompan esa planificación.

La máquina, el golem, la cosa invocada corre a sus anchas. El monstruo-sistema esta suelto; puede que tuviera progenitores, pero el ente que se nutre de capital es autónomo.

Para enfrentarlo hay que generar estrategias de descontrol que se le opongan. Perder el miedo a perder el control. Acelerar los procesos de creación de nuevas realidades. Es la hora de la APK (Aceleracionismo Práctico Kooperativo).

Crear experiencias sistematizándolas para ser ampliadas (extend), replicadas (clone) o transferidas (fork) a otros ámbitos o convirtiéndolas en plataformas autónomas.

Convertir estas experiencias en nuestros palacios de invierno, en la retaguardia de respiración profunda. Y aprovechar los momentos de respiración social acelerada para crear nuevos artefactos, nuevas experiencias que ataquen su palacio de invierno. Crecer como el moho de fango; recordando de donde venimos y a donde vamos. Recordando y renovando siempre nuestro compromiso con la *K.

*K

Lo colectivo, la conversación, la cooperación, el sentido común, el comunismo. El sujeto, la herramienta, la ética, la cultura y el horizonte se mezclan en la *K. La conversación creativa y constructiva esta desapareciendo. La imagen y el sonido ocupan gran parte de nuestro ancho de banda. Esto es solo un intento para de crear comunidad en un espacio diverso (en el fediverso) donde lo raroo.xyz pueda tomar forma.

Nos gusta lo raro, lo xeno, lo distinto, somos xenófilos. Por eso somos dogmaticos en contra de lo xenófobo en todas sus variantes. Aquí puedes hablar, edozein hizkuntzan, kun espekto.

[*] El asterisco es la suma de todas las luchas a favor de la K. Va por delante, como si fuera una correción a un texto escrito en una conversación de mensajería no como una explicación a pie de página.


Kolektiboa, elkarrizketa, elkarlana, sen komuna, komunismoa. Subjektua, tresna, etika, kultura eta ortzimuga nahasten dira *K-n. Elkarrizketa sortzailea eta eraikitzailea desagertzen ari da. raroo.xyz-k forma har dezakeen espazio dibertsoan (fedibertsoan) komunitatea sortzeko saiakera bat besterik ez da hau.

Gauza arraroak gustatzen zaizkigu, xenoak, desberdinak, xenofiloak gara. Horregatik, xenofoboen aurka dogmatikoak gara bere aldaera guztietan. Here you can speak, edozein hizkuntzan, kun espekto.

[*] Izartxoa K-ren aldeko borroka guztien batura da. Aurretik doa, mezularitza elkarrizketa batean idatzitako testu baten zuzenketa balitz bezala, ez oin-ohar baten gisan.